Mostradores

La primera impresión también cuenta

Mostrando todos los resultados (4)

La importancia de un mostrador de recepción

La primera y más imporante de las razones por las cuales debemos tener un buen mostrador para recepción es muy sencilla. Es la primera impresión que vamos a causar a nuestros visitantes, ya sean clientes, proveedores o fabricantes, el primer vistazo puede ser crucial a la hora de saber cómo se van a desarrollar los siguientes pasos.

Un mobiliario de recepción debe de estar completamente integrado en nuestro espacio. Además, si conseguimos dar un toque corporativo, la unión con nuestra empresa será total y dotaremos valor y coherencia a la corporación.

Además del mueble para recepción, es importante proveer de unas buenas sillas de oficina a esta zona operativa para que las personas encargadas de trabajar aquí puedan desarrollar su actividad de la forma más productiva posible. En este sentido, los trabajadores serán capaces de combinar una magnífica atención a los visitantes y una operatividad muy alta gracias a las mesas de oficina integradas en el mostrador.

Características del mueble de recepción

La principal función que desempeña este tipo de mobiliario de atención al cliente es dar más facilidad a la comunicación entre cliente y empresa.

Existen dos posiblidades a la hora de montar nuestra zona de recepción, mimetizarlo con el entorno que actualmente tengamos instalado. De esta forma se integrará perfectamente y daremos calidez a la empresa. La otra opción es crear un ambiente más disruptivo, así obtendremos un elemento diferenciador con mobiliario para recepción, dentro de un ambiente continuista. Esta opción podemos conseguirlo a través de colores llamativos en los mostradores de recepción y también en sus formas.

Mostradores para una buena recepción

Todos los mostradores que vas a encontrar en Spacio.es son muy versátiles, incluso podemos instalarlo por módulos. Así, en caso de necesitar ampliar nuestra zona de atención al público nos será mucho más sencillo modularlo a nuestro gusto.

Un claro ejemplo de mostradores por módulos es el mostrador Ofimat. Tiene muchas opciones de crecimiento y adaptación a cada espacio, lo que hace que tengan una capacidad de configuración distintas muy altas.

Otro tipo de mostradores son los mostradores recepción Informa, en los cuales podemos añadir módulos bajos para facilitar la atención a minusválidos (de unos 73 centímetros de alto) que contrastar con los módulos altos de atención de unos 107 cm. La instalación de complementos nos ayudará a que nuestro día a día sea más sencillo, como sistemas de electrificación, para una cómoda y correcta organización del cableado o reposapiés, que protege el larguero inferior a la vez que permite una cómoda colocación de los pies.

Si buscamos una opción de almacenaje, accesibilidad y una estética impecable, tenemos la opción del mostrador M10, un concepto único en las zonas de atención al público realmente diferente y llamativo. Una opción que ofrece soluciones óptimas para el desarrollo diario de la oficina y capaz de transmitir valores a la empresa.