¿Porqué son importantes las sillas confidente?

Una silla de confidente es imprescindible en cualquier espacio de trabajo. En un despacho en el que vamos a recibir visitas de cliente y/o distribuidores, es necesario tener una presencia y una elegancia clave a la hora de cerrar buenos acuerdos.

Habitualmente las sillas de colectividades son de cuatro patas, pero también existen modelos muy elegantes con base en aspa o modelos con autoretorno, perfectos para salas de reuniones.

En este tipo de sillas, vamos a pasar mucho menos tiempo sentados que en una silla de oficina o en un sillón de dirección, pero es importante que sean lo suficientemente cómodas. Para tener más confort tenemos varias opciones, una de ellas seleccionar el tapizado y así tener mullido. Otro elemento muy importante para fortalecer la sensación de comodidad, son sin duda los brazos (por norma general son brazos fijos).

Características fundamentales a la hora de comprar una silla confidente

Las sillas confidentes son utilizadas por mucha gente por lo que la polivalencia es un elemento a buscar en ellas. Esto nos va a permitir construir diferentes espacios operativos en una misma sala o estancia.

Si tenemos una sala multidisciplinar, las sillas de colectividades pueden ser perfectas para colocarlas a modo de teatro. Así una presentación podría ser presenciada por mucha gente ya que podemos aprovechar el espacio muy bien. Además existen ciertos modelos (como la silla Spacio) que tienen la posiblidad de unirse mediante una pinza de unión. De esta forma evitaremos desorden en las filas de las sillas y siempre obtendremos una distribución ordenada

Otro aspecto que sin duda agradeceremos es la ligereza y la posibilidad de apilar las sillas confidentes. Poder apilar unas cuantas unidades nos va a facilitar su transporte, más si tenemos la posibilidad de adquirir un carro de transporte, como en la silla de escritorio Whass, que puedes apilar hasta 30 sillas confidentes, o hasta 15 sillas sin el carro. Una gran opción para salas de exposiciones.

Usos para las sillas confidentes

Suelen usarse como soluciones dinámicas. Con las nuevas tendencias de trabajo, es habitual reunirse de forma rápida o realizar trabajos en equipo, para todas estas tareas las sillas confidentes son perfectas.

También podemos ver este tipo de sillas en el exterior, como la silla Wing que se presta al exterior o la silla Toledo, muy utilizada en terrazas. Ambas sillas poseen un tratamiento especial para aguantar las diferentes temperaturas e inclemencias climatológicas que pueden producirse.

En la mayoría de las sillas confidentes tienen cabida en espacios dedicados a la educación o salas formativas de las empresas. Se puede añadir como complemento una rejilla opcional de varilla calibrada aluminizada en la que poder dejar los libros, carpetas o apuntes. En un alto porcentaje si añadimos rejilla a la silla confidente también añadiremos la pala de escritura, habitualmente fabricadas en material fenólico y se pueden colocar a derechas o izquierdas.