¿Qué son las sillas para uso casual?

No es necesario tener nuestro puesto definido en casa de teletrabajo o usar el ordenador de forma prolongada para preocuparnos por nuestra ergonomía y pensar que, aunque sea poco tiempo el que pasamos sentados, debemos elegir una silla que cumpla para tal propósito.

Evidentemente si el uso que le vamos a dar no va a ser de un carácter tan exhaustivo como un puesto de trabajo que necesites usar durante más de 12h, nuestra selección de sillas se amplia y además el coste de las mismas puede ser más barato ya que podremos prescindir de algunas especificaciones que si son imprescindibles en sillas para un uso más prolongado.

Piensa en el uso que vas a dar a tu silla antes de comprar.

Una silla profesional de escritorio tiene un coste más elevado de lo habitual, eso está claro, pero su durabilidad, su exclusividad o la cantidad de certificados de ergonomía que tienen son parte de ese precio. Pero también tenemos que saber que partido vamos a sacar a cada una de sus funciones o mecanismos. Si el uso que le vamos a dar no va a ser muy exigente, quizás podamos prescindir de algunos de ellos para ahorrarnos un dinero y seguir contando con una silla ergonómica que cumpla con nuestras necesidades.

Utilizaré la silla para uso casual, ¿tengo que olvidarme de la egonomía?

Aunque solo hagamos uso de nuestra silla durante un tiempo limitado, no hay que olvidarse de la ergonomía. Tenemos que seguir pensado que necesidades tenemos que cumplir, ya que, si tu mides más de 1,80m, lo seguirás midiendo, uses la silla durante media jornada o durante más de 12 horas.

Teniendo esto en cuenta podemos pensar que si el uso no va a ser tan prolongado, algunas de las especificaciones de nuestras sillas profesionales, que empiezan a marcar la diferencia después de muchas horas sentado, no las sacaremos el partido suficiente, por lo que podemos decantarnos por otros modelos con menos regulaciones.

Si comparto mi silla con otra persona, ¿se considera también uso casual?

Es muy común que en sillas que vayan a ser usadas de forma casual, sean compartidas por varias personas, por ejemplo, un PC en el salón, donde el más pequeño de la casa se pone a ver dibujos un rato, su hermano se sienta en la silla en modo gamer después o su madre teletrabaja unas horas a la semana. Pues bien, tendremos que tener en cuenta que denominadores comunes se pueden necesitar o por el contrario podremos descartar algunos mecansimos al tratarse de un puesto en el que no pasaremos más que unas pocas horas de seguido.

En Spacio todas nuestras sillas cumplen un mínimo en sus estándares de fabricación y calidad por lo que puedes estar seguro que desde la más barata de todo nuestro catálogo servirá de forma eficiente para su función.

37