¿Cómo elegir el mejor sillón de oficina?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es, que los sillones de oficina (también llamados sillones de dirección) cuantas más regulaciones y mecanismos tengan mejor. Esto va a suponer que podamos ajustar el sillón oficina a nuestro cuerpo como si de un guante se tratara. También es verdad, que cuantos más mecanismos, su precio va a ser más elevado. No obstante estamos hablando de un producto en el que vamos a pasar muchas horas sentados por lo que merece la pena invertir en nuestra salud.

Por nombrar alguna de las regulaciones que puedes encontrarte en los productos de nuestra página web, puedes encontrate sillones dirección con brazos regulables, como nuestro modelo Moscú, sillones de oficina con brazos fijos, como el elegante sillón Allure. Existen sillones para despacho muy completos, como el modelo Cron de Actiu, que incluye mecanismo syncro auto-pesante, movimiento del respaldo, asiento con desplazamiento horizontal y regulación en altura. Esto le convierte en una opción elegante y súper confortable.

Características de fabricación en los sillones de despacho

Aunque solemos pensar que los sillones de oficina son sólo para los jefes, o para salas de dirección y altos puestos ejecutivos, la realidad es que cualquiera puede acceder a un buen sillón de oficina al mejor precio.

Por norma general, cuando pensamos en este producto de oficina, nos viene a la cabeza sillones de piel natural, pero aquí si que el precio es elevado. Afortunadamente, tenemos alternativas a este tejido y que no tienen nada que envidiar. El simil-piel es un acabado sintético que imita a la piel y que da un resultado fantástico, y lo mejor de todo es su precio en comparación con la piel natural. Actualmente se estilan también otro tipo de tejidos como puede ser la malla o incluso la tela que podemos ver en sillas de oficina.

De lo que puedes estar seguro es que en nuestra tienda online encontrarás una alta calidad en todos los tejidos que ofrecemos. Por lo que un sillón de oficina barato, tendrá una calidad muy alta y la diferencia de precio se base, seguramente, en los mecanismos que incorpora o también los materiales de la base dónde se instalan las ruedas.

Características de un buen sillón giratorio

Lo primero que hay que tener en cuenta es el número de horas que vamos a pasar sentados en la silla de despacho. Lo mejor es apostar siempre por sillones que nos aseguren un mínimo de 8 horas sentados. Así, si preveemos que nuestra jornada se puede alargar, tendremos la tranquilidad de saber que podemos tener el confort durante unas horas más. Si bien es cierto, que es recomendable levantarnos cada hora y realizar algún ejercicio que nos ayude a estirar las piernas y poner en marcha nuestro propio cuerpo.

Los sillones giratorios para despacho deben tener un tejido fácil de limpiar. Es habitual que en nuestro día a día en la oficina, o incluso en nuestra propia casa, alguna vez tengamos que comer en nuestro puesto operativo, y si se nos cae alguna mancha, el tapizado tiene que ser lavable con la mayoría de las manchas que nos podamos encontrar en el asiento y/o respaldo. En nuestro blog puedes encontrar una magnífica guía sobre cómo limpiar sillas de oficina por si alguna vez te ocurre algo similar.